¿Cómo detectar una enfermedad dental en el caballo?

Nuestro método
84 Opiniones de usuarios analizadas
27 Artículos evaluados
77 Preguntas de usuarios analizadas

Las enfermedades bucales son muy constantes en las clínicas veterinarias equinas, en las cuales se aplican numerosos tratamientos y procedimientos preventivos. De hecho, saber cómo detectar una enfermedad bucal es tan importante como saber qué hacer cuando el caballo se ha resfriado.

En los equinos el sistema dental se modifica según su dieta, por la gran cantidad de cereales y forrajes que deben romper. Durante esta labor se desgastan los dientes desarrollándose una superficie compleja de alargamientos filosos, los cuales son cada vez más ideales para triturar los alimentos.

Aprender cómo detectar enfermedades bucales en los caballos es ideal, ya que cualquier problema en esta anatomía puede alterar su estado de salud general. También es un indicativo de muchas otras patologías. A continuación, explicaremos todo lo que debes saber respecto a este tema, así como algunos consejos adicionales.

¿Cómo es la boca del caballo?

Anatomía dental

Cavidad oral: Los labios están afuera y alrededor, los dientes salen de las encías. Además, ambas partes trabajan en el agarre de los alimentos.

Dientes: El grupo dental está compuesto por los Incisivos, caninos, premolares y molares, para un total de 36 dientes como máximo. Cada tipo de diente tiene una morfología específica para una función determinada. Los incisivos sostienen y cortan los alimentos, los caninos son para defensa, mientras que los premolares y molares son aplastadores de alimento.

El caballo tiene dientes de leche que cambian con el tiempo y otra serie de dientes permanentes, los cuales hacen erupciones una sola vez. Por estos últimos es tan importante el mantenimiento de su esmalte, ya que su crecimiento es continúo.

Los dientes de leche son los incisivos y los premolares, el primer premolar es llamado diente de lobo y también sale una sola vez, pero en algunos caballos. A los 5 años de edad ya tienen todos los dientes permanentes.

Principales patologías bucales

Casos bucales en equinos

Los caballos libres mastican de forma elíptica y la molienda del proceso ocurre con el movimiento lateral de la mandíbula, al masticar forraje el movimiento es extenso cubriendo toda la superficie de los dientes.

Por otro lado, a los caballos domesticados se les proporcionan alimentos preparados, ya desgranados, pequeños y algunos un poco húmedos, lo que colabora a que el proceso de masticación no sea tan fuerte, los movimientos laterales de la mandíbula son reducidos y no cubren los bordes de los dientes, sino solo el centro. Por eso, el centro de los dientes puede desgastarse más que los bordes, tomando una forma larga y afilada.

Enfermedades que se pueden diagnosticar a través de la boca

Tratamiento dental

El limado dental es el procedimiento más importante en la boca de un equino, permite eliminar las puntas de esmalte y dejar una mejor superficie de oclusión, así como calcular una buena longitud en los incisivos, premolares y molares.

Examen dentalSe realiza un análisis y revisión en la boca del caballo para llevar un historial de sus hábitos
Primera parteRevisión de los incisivos para descartar anormalidades en la mordida.
Examen de la cavidad bucalUso de abrebocas o espéculo
Examen bajo anestesia generalSe utiliza Xilacina y Ketamina para sedar al caballo. Permite evaluar completamente los dientes, lengua, encías, mejillas y mandíbula.

La edad del caballo es un factor que determina la necesidad de atención dental.

Aquellos caballos que son para trabajar, a partir de los tres años, ameritan un control de la cavidad oral, para comprobar el proceso de cambio de dientes deciduos a permanentes. Es importante hacerlo antes del inicio de trabajo o entrenamiento para obtener un buen rendimiento con buena alimentación y ausencia de dolor.

Revista mundo equino

la salud de los caballos empieza por la boca. Un mantenimiento dental da paso a una buena digestión y absorción de nutrientes, disminuye las enfermedades y ahorra procedimientos extensos e invasivos. Además, facilita el proceso de doma en nuestros ejemplares.[1]

Desde que alcanzan mudar los dientes hasta los 5 años, es fundamental llevar un control de la maduración dental.  A los caballos jóvenes se recomienda examinarlos cada 6 meses, los caballos adultos se examinan al menos una vez al año, para poder hacer la alineación dental.

Los caballos adultos mayores a 17 años tienden a padecer la enfermedad periodontal, siendo bastante dolorosa y la cual amerita un diagnóstico temprano para establecer los tratamientos adecuados.

Cuando los caballos tienen 20 años, es normal que pierda algunos dientes, al empezar esta situación se debe proporcionar el alimento correcto para no ocasionar molestias ni dolores excesivos.

 

Referencias

  1. Revista mundo equino

Mi nombre es Helena, y soy licenciada en Veterinaria. Siempre me ha encantado escribir, y aquí tengo la oportunidad de hacerlo sobre mi pasión, los caballos. Desde pequeña he estado cerca de ellos y me encanta todo lo relacionado a ellos

Rehub
Artículos sobre Todo sobre caballos